Blog dedicado a la biografía breve de personajes destacados y curiosos de la provincia de Guadalajara, hasta el siglo XX, por Tomás Gismera Velasco.-correo: atienzadelosjuglares@gmail.com

lunes, mayo 16, 2016

BIBIANO CONTRERAS Y RATA



BIBIANO CONTRERAS Y RATA
Médico. Político. Investigador. Escritor.
Torremocha del Campo (Guadalajara), 2 de diciembre de 1822 – Jadraque (Guadalajara), 24 de abril de 1894.

Hijo de una modesta y honrada familia alcarreña, nació D. Bibiano Contreras en Torremocha del Campo el día 2 de diciembre de 1822, distinguiéndose constantemente por su amor al estudio en los prolegómenos de su educación literaria, y estudiando después con notable aprovechamiento la carrera de Medicina, en cuya facultad se licenció en el año 1853. Otro más ambicioso o menos delicado de gusto hubiera continuado en Madrid y tal vez hecho más carrera; pero D. Bibiano era hombre reflexivo, buen hijo y buen alcarreño y apenas autorizado para ejercer, volvió a su provincia dedicándose al sacerdocio de sanar los cuerpos y ejerciendo como médico en las minas de Hiendelaencina. 

Fue un gran coleccionista de fósiles y minerales de la comarca de Hiendelaencina, que legó a su hijo, Eduardo Contreras de Diego, y que formaron parte, a comienzos del siglo XX, del llamado Museo Contreras, en Jadraque. También fue un aficcionado a la taxidermia, exponiendo una muestra de sus animales disecados en la exposición provincial de Guadalajara, de 1876, donde se le premio, tanto por sus trabajos taxidermistas, como por su colección de minerales de plata. Mineral al que dedicó parte de su vida, ya que fue propietario de varios pozos mineros en Hiendelaencina y su entorno, entre ellos de la mina llamada "La Consuelo".






Su honradez y sus virtudes cívicas lleváronle a representar al pueblo en el Municipio, desempeñando por largo tiempo el cargo de Alcalde y haciendo por Hiendelaencina todo cuanto sus administrados pudieron desear. Conveniencias de su carrera le indujeron a trasladar su residencia a Jadraque, mereciendo también la distinción de ser elegido Alcalde. Llegaron los días luctuosos de la epidemia colérica de 1885 y ya el licenciado Contreras fue el héroe de aquellas tristes jornadas, ora impidiendo la propagación y crecimiento de la epidemia con sabias medidas profilácticas, sino exponiendo constantemente su salud y su vida a la cabecera de los invadidos. Jadraque, que no ha olvidado, ni olvidará jamás estos sacrificios, y aunque la muerte arrebató a Contreras el día 24 de abril de 1894, hoy su nombre se pronuncia con igual cariño que si aún viviese y su memoria subsiste en el respetuoso y filial recuerdo del vecindario. 

   Lo anterior forma parte de la reseña publicada en El Briocense con motivo del homenaje que se le tributó en Jadraque en el mes de octubre de 1906.



   A pesar de lo reseñado anteriormente, motivado principalmente por el entusiasmo de su hijo y realmente autor de algunos de sus trabajos, Bibiano Contreras tan sólo fue Alcalde de Jadraque, en contra de lo que se supone, por su espacio de sus años, los que median entre los años finales de 1877 y los inicios de 1879. Dejando su actuación en el municipio bastantes lagunas, como se desprende de lo acontecido pocos años después, en 1885, al verse acometida la población por la epidemia de cólera que la asoló, dejando en el municipio más de 117 fallecidos en apenas 15 días. Epidemia que, como se desprende de las actuaciones del Gobierno civil de la provincia de Guadalajara, don Bibiano, médico entonces de Jadraque, trató de ocultar para que la población no se viese mermada en su industria, lo que motivaría la inmediata renuncia, una vez libre Jadraque del cólera, del resto de médicos de la villa, donde Bibiano continuó ejerciendo hasta su muerte. Lo que ensombrece de alguna manera su figura, exaltada hasta el infinito por su hijo Eduardo.

   Fue autor de algunas obras escritas, corregidas y dadas a la imprenta por su hijo Eduardo, entre ellas: El país de la plata (Guadalajara 1905), en torno al descubrimiento y explotación minera de Hiendelaencina, escrito en 1883; así como: Apuntes para una memoria sobre Hidrografía de la provincia de Guadalajara, impreso en la capital de la provincia en 1906.

   En 1909 el Ayuntamiento de Jadraque, a instancias de su hijo, le tributó un gran homenaje, dedicándole una calle y poniendo la correspondiente placa en la casa que habitó.


Tomás Gismera Velasco

No hay comentarios:

Publicar un comentario