Blog dedicado a la biografía breve de personajes destacados y curiosos de la provincia de Guadalajara, hasta el siglo XX, por Tomás Gismera Velasco.-correo: atienzadelosjuglares@gmail.com

lunes, octubre 10, 2011

JUAN CATALINA GARCÍA LÓPEZ



JUAN CATALINA GARCÍA LÓPEZ
Escritor. Historiador
Salmerón (Guadalajara), 25 de noviembre de 1845 – Madrid, 18 de enero de 1911

Juan Catalina García López nació en la población guadalajareña de Salmerón el 25 de noviembre de 1845.
Desde muy niño manifestó inclinación decidida por las letras, y en los Institutos de Guadalajara y Madrid, dio ya muchas pruebas de talento. Pero donde más desarrollo alcanzó su inteligencia fue haciendo los estudios de las facultades de Derecho y Letras en la Universidad Central, y después los de Archivero, Bibliotecario y Anticuario, en la Escuela Superior de Diplomática, en la cual ganó por oposición en mayo de 1885 la cátedra de Arqueología y Ordenación de Museos, donde por Real Orden desempeña al propio tiempo la cátedra de Historia de Bellas Artes, sin por ello obtener remuneración alguna.

Individuo el Cuerpo de Archiveros, Bibliotecarios y Anticuarios, es jefe de segundo grado, obtenido por virtud de brillantes oposiciones, pasando después a ser Juez en otras varias, y adquirió tal renombre que, por encargo del Ministerio de Fomento, siendo a la sazón Presidente del Consejo de Ministros D. Antonio Cánovas del Castillo, visitó en 1885 los principales museos arqueológicos y artísticos de Francia, Italia y Suiza, para redactar una Memoria sobre la organización y mejoras de los de España, prestando con ella un gran servicio.
En 23 de abril de 1870 fue elegido individuo correspondiente de la Academia de la Historia y en 18 de abril de 1890, individuo de número de la misma, habiendo tomado posesión de su silla en 27 de mayo de 1894. Fue muy elogiada por sus compañeros de Academia y por toda la prensa su elocuente discurso de recepción sobre La Alcarria en los dos primeros siglos de la reconquista, discurso editado en 1897 por la Imprenta Provincial de Guadalajara.


El catálogo de la Sociedad Económica Matritense de Amigos del País, que mereció medalla de plata en la Exposición Provincial de Guadalajara, celebrada el año 1876, y los datos bibliográficos de dicha sociedad, que publicó en 1877, le dieron suficiente crédito para ostentar el título de socio de mérito de la misma.

Delegado del IV Congreso de Americanistas que se celebró en Madrid en 1881, organizó y dirigió la Exposición de Antigüedades americanas, primera y quizá única en su género, y a su cargo estuvo la redacción del catálogo; subdelegado general de la Exposición Histórico Europea que se celebró en Madrid en 1892 con motivo del centenario del descubrimiento de América, tuvo parte principal en el certamen, cuyos resultados se debieron a su celo, obteniendo como recompensa la Gran Cruz de Isabel la Católica, por parte del Gobierno de España, y la Real Orden de Cristo, del de Portugal.

Es el fundador de la Juventud Católica y fue su primer presidente, y del Consejo Superior de esta sociedad científico-literaria, en toda España.

Conociendo como nadie la historia de la provincia de Guadalajara, la Diputación lo nombró su Cronista en 7 de noviembre de 1876, y más tarde el Ayuntamiento de Guadalajara le confirió igual cargo en cuanto a esta capital se refiere.

El Ayuntamiento de Brihuega le tiene declarado Hijo Predilecto de aquella histórica villa y una de las principales plazas de la población lleva el nombre de D. Juan Catalina García.



Posee nuestro ilustre biografiado muchos diplomas y títulos honoríficos y recordamos entre otros el de medalla de bronce de la Academia de Arqueología y Geografía por una Memoria sobre el municipio romano en la época visigoda, accésit en el concurso de la Academia bibliográfica mariana por su Historia de Nuestra Señora de la Almudena de Madrid, y el de Medalla de Plata de la Exposición Provincial de Guadalajara, por sus estudios bibliográficos de escritores de la provincia.

La escuela de Bellas Artes de Salamanca le otorgó un premio en 1884 por una Memoria sobre las bellas artes de dicha capital; el Instituto de Guadalajara otro por un estudio sobre Calderón, con motivo de su centenario; la Sociedad Económica Matritense otro por una interesante Memoria sobre las aplicaciones artísticas-industriales del cemento Portland, y por último una de sus obras principales, muy elogiada por los bibliófilos, la Tipografía Complutense, fue premiada por la Biblioteca Nacional en 1887.

Autor de innumerables obras, entre las que figuran La Edad de Piedra, una de sus primeras producciones; El hombre terciario; El Madroñal de Auñón; Rasgo Histórico de Nuestra Señora de la Antigua de Guadalajara; El Fuero de Brihuega; El Libro de la Provincia de Guadalajara; Santa María de Huerta, historia y descripción; Diario de un patriota complutense; Historia de Pedro I de Castilla; Historia de Enrique II, Juan I, y Enrique III.

Colmado de Honores, de títulos y de diplomas, ensalzado por las revistas históricas, murió humildemente en Madrid el 18 de enero de 1911 en su domicilio de la calle del León número 25, cuando su bibliografía y su biografía se habían multiplicado considerablemente.

Tomás Gismera Velasco
(Elaborada con las notas de Santos Bozal Moreno y José Sanz y Díaz).